LENTINI – CRONICA 42 DE PARIS

Si las carreras se ganan en la semana y los domingos sólo se retiran las medallas, creo que todos los Trotadores Urbanos fueron testigos directos del carrerón que metió Gastón Lentini. Desde que contó que iba a debutar en los 42,195 en París hubo entusiasmo generalizado. Y todos fueron viendo su progreso, su sacrificio, su constancia. Los dobles fondos de los domingos, las pasadas (las rápidas y las que tuvo que controlar la ansiedad y las piernas), sus consultas a los que ya habían pasado por la experiencia, sus miedos, todo. Mensajes de apoyo le sobraron. Y por eso, pese a que quería conservar su relato para sus íntimos, Gastón le prestó a Hoy Corremos las palabras que escribió -con una euforia entendible y maravillosa- apenas terminó su aventura y se llevó el título de MARATONISTA. Esto compartió Gastón en su Facebook y muy amablemente nos dejó publicarlo. ¡Felicitaciones! “Gente! Mucha gente! Fiesta! El subte completo de corredores, con pecheras, térmicas, gorro, vincha, computadoras en el brazo; cada cual tenía “su accesorio”. Los raros eran esos que no corrían!! Bien organizado empezaron a largar 8.45 y cada 5 largaban una ola de gente, así que salí como media hora después! […]

Melina Bordone

Mi amiga, la licenciada Melina Bordone es una Trotadora Urbana hace más de un año. Corrió la Full Race de Vicente Casares, hizo podio y yo le pedí que me contara cómo fue participar de una carrera de aventura, algo que nunca hice. Acá su crónica: seguro que te vas a sentir identificado… Los domingos de carrera son los días de la semana en los que más temprano me levanto, incluso sin despertador, para hacer esto que es correr y que no tengo muy claro por qué me gusta tanto. Era una carrera muy esperada, al menos para mí, de esas de aventura en las que uno se funde con la naturaleza y corre entre los árboles, evitando caerse o torcerse un tobillo. Supongo que, antropológicamente hablando, tiene un poco de sentido esto que digo: nuestros antepasados corrían para cazar o para sobrevivir. Hoy experimentamos, en parte, un poco de esa sensación. Así lo vivo yo, quizá por mis intereses por la biología. A las 6AM no pude dormir más. Desayuné mientras elegía qué ropa usar. Quería ponerme todo el placard encima: 1ºC era el pronóstico en CABA y seguro mucho menos en Casares. Amenazaban con aguanieve y vientos para […]

Mis 42

Empecé a correr esta maratón mucho antes del domingo 13 de octubre del 2013. La transité completa, cada día de este último año de mi vida. La idea se fue transformando y yo con ella. Fue una ilusión, una excusa, un deseo, un objetivo y, ahora, una realidad. Fuimos mutando, ella y yo. Nos llevamos al límite. Nos reímos y lloramos juntas. Nos puteamos mutuamente. La conocí el 7 de octubre del 2012. Me conquistó. La quise. Hoy la tengo casi en mis manos. Me pasaron un sin fin de cosas durante estos meses. Me hizo doler. El tibial, los gemelos, el isquio, la columna, la paciencia. Me hizo aguantar pasadas infinitas, el viento de frente por Lanteri, el frío allá por julio, ese calor infernal en pleno agosto. La soporté haciendo fondos con tormenta, empapada, con tos, sin ganas. Estuve feliz, triste, enojada, alegre, resfriada, plena. Me subí a la incomodidad. Me desafió. La domé. Hice más amigos. Afiancé relaciones. Me sorprendí, siempre para bien. Fui muy feliz. Me exigí, me puse a prueba, me vi decidida, nunca dudé. Tuve miedos, si. Incertidumbre. Nervios y ansiedad. Hoy me voy a ir a dormir sabiendo que mañana mi vida será distinta. Yo no. Yo ya cambié. Esta maratón ya me cambió. Mucho antes […]

Superación en zapatillas

El ejemplo de un corredor amateur que hace poco más de dos años inició una nueva vida; pesaba 140 kilos y la bajó más de 26; una lucha que moviliza Por Damián Cáceres | Para LA NACION La historia de Juan Pablo Giménez de Paz es una de las casi 7000 que poblaron los 8k de Amex de 2014, una prueba nocturna, justo seis días después de la maratón de Buenos Aires. Un sábado a la noche, los bosques de Palermo se tiñeron de running. Un trote gentil para volver tras 42,195 km. A pesar del cansancio, la elección no resultó azarosa. Juan Pablo es un atleta amateur que se transformó, sin pensarlo, en un ejemplo. Hace poco más de dos años inició una nueva vida. “Por mi salud arranqué a correr a fines de 2012”, explicó. Dimos unas cuantas zancadas más, pasamos el km 3 y confesó: “De los 140 kg iniciales, llevo bajados más de 26”. La noche se prestaba para eso. Para hablar y correr. Para correr y hablar. Al localizarlo a 400 metros del km 1, la propuesta le resultó un tanto extraña. “¿No te vas a aburrir? Espero no llegar último como el año pasado”, […]